Inteligencia Emocional

 

Es la capacidad para reconocer sentimientos en uno mismo y en otros, ser hábil y consciente  para utilizarlos correctamente al relacionarse con otros, para cumplir con nuestros objetivos de manera práctica y eficaz.
La inteligencia emocional se puede organizar, así, en cinco capacidades:

  • Autoconciencia
  • Control emocional
  • Motivación
  • Empatía
  • Habilidades sociales

Conocer y utilizar nuestra inteligencia nos permite:

  • Alcanzar el bienestar psicológico
  • Disfrutar de las relaciones armoniosas
  • Incrementar del Entusiasmo y la Motivación propia y de las personas con las que nos relacionamos
  • Gozar de buena salud, estar en equilibrio

Lo que se traduce en una mejora sustancial en la vida afectiva (familia, pareja y educación de los hijos), un equilibrio y estado de bienestar psico-biológico y un correcto desarrollo profesional. Por ello el dominio de este tipo de inteligencia es útil para toda persona que desea o necesita mejorar sus relaciones (afectiva, laboral y familiar), Profesionales de los Recursos Humanos que buscan profundizar sus conocimientos sobre las personas y sobre habilidades para interrelacionarse eficazmente con los demás (aumentando su motivación, su lealtad y su compromiso), ejecutivos, mandos medios y superiores que tienen por objetivo mejorar hasta la excelencia el perfil personal de su gestión y Profesionales independientes que aspiran a potenciar su perfil personal para alcanzar mejores resultados comerciales.

 

Comments are closed.